Vida de perros

Si en el post anterior conocimos el comportamiento de algunos hombres que reaccionan como animales, los hombres tortuga, hoy os enseño el comportamiento de algunos animales que actúan como si hombres fuesen, si más no cuentan con sus privilegios. Mirad donde está bebiendo agua el perro de la chica de las botas fashion…, en un vaso !!!lo que nos faltaba por ver.

Ahora entiendo a mi padre cuando decía que en su próxima vida, si se reencarnaba,  quería ser perro y de familia rica…

Anuncios

1. El hombre tortuga.

Curiosa definición que abarca a aquellos hombres que no se desprenden de su coraza llevando su casa a cuestas, por lo que no esperes que tengan ideas de instalarse en la tuya, y cuando digo esto no me refiero a tu hogar sino a tu vida. No les hace falta una mujer: ellos se encargan de poner los huevos y largarse. Te regalan falsas esperanzas llevándote de aquí para allá y cuando te haces con ellos te dicen que lo siento pero se han de ir, inventándose un viaje relámpago de sus sueños al que han de ir sólos en ese momento en el que tú estabas preparándoles un lugar en tu corazón. Ese viaje va a ser largo y lento, sin billete de vuelta, por lo que la despedida immediata se hace evidente.

Este ser especial merece un lugar destacado en esta lista de los treinta y cinco  ya que repite su presencia en más de una ocasión. Pasa igual que con la canción de Julio Iglesias que dice que tropezó de nuevo con la misma piedra, porque en cuestión de amores nunca he de ganar…

Vuelven a reaparecer cuando menos los esperas por lo que puedes rebautizarlos como “Los Hombres Guadiana” o “Los hombres regla”.  Una vez te has acostumbrado a sus tonterías  ya lo tienes superado porque sabes que, aunque te digan que se quedan contigo, se van a ir para volver a estar.

Aunque no te lo creas es muy fácil identificarlo: sólo poniendo atención a su manera de hablar notarás enseguida cierta prisa o nerviosismo en los primeros minutos de la conversación que iniciéis que se repetirá en las siguientes… Por otro lado la forma de vestir rebela también su caracter: siempre con ropa cómoda, de la que no se arruga, lavable y fácil de secar  y gafas de sol para que a la hora de mentirnos nos cueste un poquito más darnos cuenta. En lo que respecta a los vehículos con los que se traslada, siempre propios y todoterreno.

Después de estos datos te será más fácil identificarlo así es que cuando veas que después de mucho tiempo esperándo a tu hombre este es un hombre tortuga, yo lo dejaría estiradito en un jardín y le diría… un momento que ahora vuelvo y te traigo tus gambitas, sin aparecer jamás.